en Comprar online, E-commerce, Entrevistas, Novedades, Tiendas

Nuestro nuevo productor de Mumumío es muy especial, porque dedica también su trabajo a una importante labor social. Ellos son la Fundación Carmen Pardo-Valcarce y les hemos hecho una pequeña entrevista para que conozcáis un poco más su misión como fundación y también sus productos:

 

Contadnos: ¿quiénes sois, qué hacéis y dónde elaboráis vuestros productos?

La Fundación Carmen Pardo-Valcarce trabaja por la participación en la sociedad de las personas con discapacidad intelectual. Creemos firmemente que así hacemos una sociedad mejor para todos. En la actualidad, atendemos a más de mil personas en la Comunidad de Madrid, de los cuales, más de 100 son trabajadores de los Centros Especiales de Empleo y que cada día elaboran productos de carpintería, imprenta, chuches, trabajan en huertos urbanos… y muchas cosas más.

 

¿Hace cuánto tiempo os dedicáis a esto? ¿Qué os llevó a hacer lo que hacéis?

La Fundación lleva más de 50 años trabajando en favor de los colectivos en riesgo de exclusión social. Nació en el año 48 para atender a los hijos de padres con lepra, pero la erradicación de la lepra nos llevó a cambiar nuestra misión y desde los años 90, dirigimos todos nuestros esfuerzos a integrar social y laboralmente a personas con discapacidad intelectual. Para llevar a cabo nuestra misión, gestionamos un Colegio de Educación Especial para 200 alumnos con discapacidad intelectual y un Centro de Formación Superior – CAMPVS – para jóvenes con discapacidad intelectual que pueden y quieren continuar su formación. Asimismo, gestionamos 3 Centros Especiales de Empleo y un Centro Ocupacional, donde el 70% de la plantilla tiene discapacidad intelectual. Sin olvidar que tenemos una Oficina de Empleo que trata de orientar y encontrar trabajo en la empresa ordinaria a personas con discapacidad intelectual. Llevamos a cabo muchos proyectos diferentes e innovadores que buscan generar valor para este colectivo.

 

Explicadnos un poco más cuál es vuestra misión, a dónde queréis llegar con la Fundación.

Nuestro sueño es que no sea muy lejano el día en el que nos llevemos las manos a la cabeza al recordar los tiempos en los que no creíamos en las capacidades de las personas con discapacidad intelectual. Al igual que hoy nos las llevamos al recordar los días en los que no se veía el potencial de las mujeres para el empleo, o la convivencia entre distintas razas o un sinfín de prejuicios que se han ido dejando atrás a medida que el mundo se ha hecho mejor. ¡Y queremos participar en que así siga siendo!

 

¿Es difícil concienciar a la gente de la importancia de la inclusión de personas con discapacidad intelectual en el mundo laboral? ¿por qué?

 

Para integrar a las personas con discapacidad, debemos cambiar la mentalidad para convencer de que las personas con discapacidad intelectual son parte de nuestra sociedad y su inclusión aporta valor al conjunto. Existe una Ley General de Discapacidad, que promueve la inclusión de este colectivo en la empresa, sin embargo, existen todavía muchas barreras, y es determinante sensibilizar a la población para que se produzcan cambios significativos.

 

¿Cuántas personas sois y cómo os organizáis el trabajo?  

Actualmente, la Fundación cuenta con 282 trabajadores, de los cuales 113 tienen discapacidad.

unnamed (1)

¿Qué es lo más duro de vuestro trabajo?

 

Observar que a veces se niegan oportunidades a muchas personas con capacidades diferentes, y que nuestros esfuerzos no son suficientes para cambiar esta realidad.

 

¿Y lo más satisfactorio?

 

Sorprendernos con la evolución de estas personas y comprobar que con apoyos, orientación e interés son capaces de transformar su propia realidad.

 

Habladnos  sobre los productos que vendéis en Mumumío, ¿por qué son especiales?

 

Todos los artículos están fabricados por personas con discapacidad intelectual bajo la supervisión de monitores especializados con los máximos estándares de calidad. Son todos artesanales, fabricados en madera, pintados en cabinas de pintura industrial y finalmente se decoran, envejecen y barnizan uno a uno. Son realizados a mano, por lo que ninguno es igual, pero cada uno es maravilloso. Un gran número de particulares confían en nuestros productos, y cada vez más empresas nos encargan sus regalos corporativos. También estamos presentes en las ferias del mueble nacionales e internacionales y en Casa Decor, demostrando así, nuestra profesionalidad. Además, la comercialización de nuestros productos nos permite dar continuidad a la actividad de los talleres y seguir contratando a personas con discapacidad intelectual, lo que sin duda fomenta su inclusión social y laboral.

 

Finalmente, ¿qué otra cosa debería saber acerca de vosotros la gente que compra en Mumumío?

La Fundación Carmen Pardo-Valcarce es una organización sin ánimo de lucro con larga experiencia en el trabajo con personas con discapacidad intelectual. Somos pioneros en el desarrollo de proyectos que buscan dar una mejor cobertura a este colectivo, como es la creación de la primera Unidad de Atención a Víctimas con Discapacidad Intelectual (UAVDI) que existe en España; o del primer Centro de Día (DIEM), que atiende a diario a personas con diagnóstico dual (discapacidad intelectual y enfermedad mental).

 

Como veis, hacen una labor muy importante y además crean productos únicos, elaborados con sus propias manos.