en Club de la Cerveza

Damos la bienvenida al 2015. Empezamos un año que esperamos venga cargado de salud y cerveza. El Club de la Cerveza Artesana de Mumumío sigue al pie del cañón un año más y ya está a punto de cumplir 3 años. Las 3 primeras cervezas de este recién estrenado 2015 son:

IMG_20150116_135413

San Frutos Rubia
Cerveza de alta fermentación, de estilo Blond Ale, elaborada con malta de cebada nacional y agua del Guadarrama. Cerveza suave y refrescante, pero también muy sabrosa y aromática, perfecta para iniciarse en el mundo de las artesanas. Su ligero amargor lo producen los lúpulos de Castilla y León, y los aromas cítricos y frutales, son debidos a los lúpulos nobles alemanes. En nariz, se preciben notas de cereal crudo, cítricos y un toque floral. En boca es ligera, de fácil paladar y suave amargor, con alguna reminiscencia frutal en el retrogusto. Su final es frutal y ligeramente seco.  Su grado alcohólico ligero, 4,5%, hace que sea ideal para alternar, perfecta como aperitivo o para acompañar comidas ligeras tipo ensaladas, arroces, pasta, carnes blancas e incluso marisco. Aunque estamos acostumbrados a tomar la cerveza casi helada, recomendamos no servirla excesivamente fría. La temperatura ideal sería de unos 6 ºC.

Tesela blanca de trigo
La Blanca de trigo es una creación de Tesela, la cerveza artesana de Aranda de Duero. La Blanca es una cerveza ligera, con un intenso sabor a cereal, de amargor suave, con un toque de acidez e ideal para tomar bien fría. Una cerveza perfecta para calmar la sed. Por las características de su estilo es una cerveza turbia, sin filtrar y recomendamos removerla antes de servir para poder apreciarla en su máxima expresión. Una cerveza ideal para el “tapeo”, que marida  perfectamente con mariscos, quesos semicurados, carnes blancas y que recomendamos probar con platos micológicos, como níscalos a la brasa con ajo y aceite de oliva, o boletus a la plancha con piñones.

Burro de Sancho Negra
Esta cerveza nace de la idea de hacer un producto que mantenga la esencia de las primeras elaboraciones de cerveza artesanales, conservando siempre un sabor y aroma auténticamente castellanos. Está compuesta 100% por malta de cebada y las materias primas utilizadas son todas de la tierra manchega. Es una cerveza negra, pero muy ligera, de estilo Porter. De gusto casi dulce al principio, con matices florales y afrutados pero con un aroma y un retrogusto amargo que recuerda al café y al chocolate. Es perfecta para maridar con carnes de caza, legumbres, guisos y estofados.