en De temporada, Productos, Salud, Vida sana

Ya queda menos para la primavera y ya podemos disfrutar de los primeros fresones españoles: compra local y productos de temporada.

Nos pasamos los fríos meses de invierno esperando con anhelo esta rica fruta, pensando en comer fresas con nata, en hacer una fondue de chocolate para acompañarlas… pues ya no tenemos que esperar más, los fresones empiezan a llegar y con ellos sus innumerables beneficios. Vamos a contarte cómo elegir unos de buena calidad y también por qué son tan beneficiosos.

8776194771_8d08073c3d_z

¿Cómo elegir unas buenas fresas y asegurarse de que duren el mayor tiempo posible?

  • En primer lugar, hay que asegurarse de que las fresas sean grandes, brillantes y de apariencia fresca, ya que son muy delicadas y se estropean rápidamente. Ya sabes, unas que tengan pinta de estar riquísimas y no demasiado maduras.
  • Tienen que tener los tallos intactos y no se deben cortar hasta que las fresas se hayan lavado y se vayan a utilizar, de esta forma nos durarán más tiempo en buenas condiciones.
  • No te olvides de guardarlas siempre en el frigorífico, o, si no es posible, en un lugar muy fresco, ventilado y en el que no de la luz del sol. No te olvides de hacer esto nada más comprarlas, las pobres son muy delicadas.
  • Las fresas deben estar lo más esparcidas posible en alguna superficie llana.

3398740072_690d4bc037_z

Beneficios de esta fruta

  • Contienen muy poco azúcar y calorías, son perfectas en dietas de adelgazamiento y personas diabéticas.
  • Tienen un alto poder diurético, por lo que ayudan a eliminar toxinas del cuerpo, evitando la retención de líquidos.
  • Su alto contenido de fibra hace que sean muy digestivas.
  • También encontramos en las fresas mucha vitamina C, conocida por sus propiedades para hidratar la piel, ayudar al sistema inmunológico y también muy adecuada en etapas de crecimiento. ¡Dáselas a tus hijos!
  • Puedes aprovechar las hojas de esta fruta para hacer infusiones que acabarán con tus problemas gastrointestinales. ¡No tires nada!
  • Las fresas son perfectas para hacer smoothies, ricos batidos de fruta y leche. Nuestro favorito es el de plátano y fresas. Añade un plátano, un puñado de fresas, algún endulzante y un buen vaso de leche. Si quieres, puedes añadir también unos copos de avena y ya tienes listo un desayuno o merienda bien completo.