en Curiosidades, blogs..., Productos, Recetas, Salud, Vida sana

¿Estás cansado de comer el mismo desayuno saludable día tras día y encima te entra hambre a las pocas horas? Entonces tienes que probar las tortitas de avena caseras.

La verdad es que ahora mismo es el único cereal del que me alimento. Tiene muchas propiedades saludables y encima esta buenísimo. Antes consumía las típicas cajas de cereales, pero la mayoría contienen azúcares añadidos muy perjudiciales para nuestra salud. Por eso empecé  a desayunar tortitas o “pancakes” caseros todas las mañanas. Los preparo un día a la semana y los meto en la nevera tapados con papel transparente. Después cada mañana solo hay que darle un toque en la sartén para que estén crujientes y calentitos. Los puedes acompañar con algo de fruta o con unas lonchas e pavo. Para completar tu desayuno sólo necesitas tu  o café favorito.

IMG_20150218_071710092_1 (2)

La avena tiene muchas características saludables como que es rica en proteínas , grasas (de las buenas) y un gran número de vitaminas y minerales. Es el cereal con mayor proporción de grasa vegetal, un 65 % de grasas no saturadas. También contiene hidratos de carbono de fácil absorción, además de calcio, cinc,cobre, fósforo, hierro, magnesio, potasio, sodio; vitaminas B1, B2, B3, B6 y E. 

Además si estás buscando bajar de peso, la avena es un alimento ideal. Es un regulador metabólico y si te lo tomas en las primeras horas del día te ayudará a tener energía durante toda tu jornada y no picar entre horas. Y mejora el funcionamiento intestinal, por la gran cantidad de fibra que contiene. Incluso hay algunos estudios que aseguran que previene la aparición del cáncer. Hay muchas recetas a las que se le puede incorporar la avena. Una de mis favoritas es sin duda las tortitas para el desayuno.Sólo necesitas:

  • una taza de avena triturada
  • media taza de leche desnatada
  • 100 gramos de yogur desnatado o queso fresco desnatado
  • un huevo

Mezclas los ingredientes con la batidora o a mano y le añades una pizca de sal para acentuar los sabores. Después, sólo hay que poner un pelín de mantequilla en una sartén pequeña y, con el fuego a temperatura media, verter una pequeña cantidad y esperar a que se dore un par de minutos por cada lado.
Para terminar, sólo falta añadirle algo de fruta o incluso un poco de chocolate negro para darle un toque dulce.

 ¡Y listo! Un desayuno saludable y sencillo al momento.

  1. Me ha encantado el consejo, interesante y fácil de seguir.Esperó encontrar otros parecidos en el blog que a partir de ahora pienso consultar .Gracias.

    • Muchas gracias. Échale un vistazo, tenemos muchas cosas interesantes que seguro que te ayudan. Recetas y mucho más! un saludo

    • Gracias a ti, Rosa, por pasarte por aquí. Saludos

  2. Muy interesante el blog y las tortitas buenisimas!

    • Ya nos contarás si la pones en práctica. Gracias por pasar 😉

Los comentarios están cerrados.