en Club del Queso Mumumío

En este mes de marzo damos por finalizado el invierno, pero lo que no finaliza en Mumumío es nuestro súper Club del Queso. Queseros del mundo, con vosotros, la selección de marzo:

quesos

Beyos de vaca
Queso asturiano elaborado a partir de leche pasteurizada de vaca de la raza tudanca, que proviene de los ricos pastos de la región. Con una corteza natural, está recubierta de algunos mohos ambientales y se suele cepillar entre 1 y 2 veces por semana. Su textura es semi-firme y mantecosa cuando el queso está fresco e irá tornándose más dura a medida que el queso va madurando. El sabor, al principio, es fresco y ligero, destacando las notas a leche fresca y yogur. A medida que va madurando, el sabor resulta más intenso y fuerte, predominando entonces las notas más picantes.

Procedencia: Asturias
Tipo de leche: pasteurizada de vaca

Los Meleses
En la comarca de Somontano, en Huesca, se encuentra la quesería de Radiquero. Una quesería artesanal que apuesta por el queso de cabra de calidad. La quesería cuenta con rebaño propio de cabras murciano-granadinas. Los Meleses es un queso de pasta blanda y textura fina y cremosa, cuya corteza está enmohecida con Penicillium candidum (el mismo moho que llevan quesos franceses como el Brie o el Camembert). Su sabor varía en función del grado de maduración y proteolización en que se encuentre el queso, siendo fresco y ligero, con notas a nuez y fruto seco, al principio; y, más picante e intenso, destacando las notas a champiñón de los mohos de la corteza, a medida que avanza en su estado de maduración.

Procedencia: Somontano, Huesca.
Tipo de leche: pasteurizada de cabra.

Veratino
En la comarca de las Hurdes, ubicada en plena montaña y con un clima benévolo, se elabora el queso Veratino, a base de leche pasteurizada de cabra de la raza retinta o florida. Es un queso de corteza natural que comparte receta con su hermano quesero Ibores. Su textura es semi-firme y compacta de color blanco con vetas de tonalidades marfiles. Su olor es intenso y penetrante, destacando en él los aromas animales. Tiene un sabor rico y especiado, muy largo en boca, y en el que destacan algunas nota picantes y a frutos secos.

Procedencia: Las Hurdes, Extremadura.
Tipo de leche: pasteurizada de cabra.

Comte Saint Antoine
En la región francesa del Jura se elaboran estos Comtes, quesos con 12, 24 o 36 meses de afinación. El que vamos a probar este mes cuenta con 12 meses de afinación. Es un queso con una corteza natural de color marrón, debido a que se frota con agua y sal durante al menos 4 veces por semana. Su textura es inconfundible: compacta y firme sin ojos de ningún tipo y de color toffee. El aroma es fino y elegante y destacan en él, las sutiles notas lácticas con toques florales. Uno de los quesos más vendidos actualmente en Francia. Fino y fundente en el paladar, con notas acarameladas y a leche fresca y con sutiles pinceladas a madera o café.

Procedencia: región del Jura, Francia.
Tipo de leche: cruda de vaca.

Fourme d’Ambert
En el macizo central francés se encuentra Auvergne, una región muy volcánica y agreste. Allí se elabora con leche cruda de vaca, el Fourme d’Amber. Es particular en este queso su forma cilíndrica, que recuerda a un tubo. Con una corteza fina, apenas existente. Su textura es firme y quebradiza debido a que las vetas de moho azul impiden y dificultan su maniobrabilidad. Su sabor, como buen queso azul, es intenso pero a la par, equilibrado debido a la riqueza de su leche cruda de vaca y a no llevar otros tipos de leche. Destacan los aromas a nuez en el retrogust18o y cierto picor en el paladar que invita a comer más.

Procedencia: Auvergne, Francia.
Tipo de leche: cruda de vaca.