en Curiosidades, blogs..., Salud, Vida sana

Nos encanta contaros cómo aprovechar esas cosas que normalmente terminan en la basura, es muy importante reciclar. Hoy os traemos los usos que podéis darle a la piel de las naranjas y así no desperdiciarla:

6819120259_94f89350de_z

1. Como limpiador para el hogar. Mezcla la piel de varias naranjas en un recipiente y mézclalo con aceite y un poquito de agua. Esta mezcla sirve como limpiador multiusos para tu hogar y por supuesto libre de sustancias tóxicas. ¡Pruébalo!

2. Como repelente de mosquitos. Se acerca el calor y con él los molestos mosquitos. Estos bichos odian el olor a cítricos, así que sólo tienes que poner algunas cáscaras en tu jardín o ventana y ni se acercarán.

3. Desodorante para zapatos. Perfecto para cuando llegas de la calle. Mete unas cáscaras en tus zapatos y déjalas toda la noche Absorberán el mal olor.

4. Infusión curativa. Infusiona un poco de cáscara de naranja con agua y tendrás un remedio perfecto para ayudar en tu digestión, mejorar los catarros, ayuda para perder peso… Añade miel y verás qué rico.

5. Ralladura de cáscara de naranja para tus postres. Seguro que ya sabes que es un complemento perfecto para tus postres, la cáscara de naranja rallada les dará un toque inconfundible y delicioso.

3442691363_bc567976e3_z

¿Se te ocurren más usos? ya sabes, no desaproveches la piel 😉