en Comprar online, Curiosidades, blogs..., Productos, Salud, Vida sana

Si creías que lo de las semillas era una simple moda, seguro que te interesa saber que algunas de ellas tienen gran cantidad de beneficios y que incluirlas en tus platos sea quizás una de las mejores ideas que puedes tomar. Hoy vamos a hablarte de las semillas de lino y las semillas de amapola.

14348216322_080b78c7e9_z

Las semillas de lino contienen una sustancia que regula la presión y función arterial, muy importante para la asimilación correcta de las grasas y el calcio. Puedes por ejemplo hacerte una tostada con unas rodajas de aguacate, lleno de grasas saludables y echar por encima unas cuantas semillas, así asimilarás mucho mejor las grasas del aguacate. Básicamente funciona así, es interesante saber con qué alimentos mezclarlas para multiplicar sus propiedades healthy.

Además, las semillas de lino tienen mucha fibra y son perfectas para que nuestro sistema digestivo funcione a la perfección, además de resultar la fuente vegetal más rica que se conoce en ácidos grasos Omega 3 (sí, como el pescado), lo que hace que la probabilidad de sufrir alguna enfermedad cardiovascular sea realmente baja.

Que es un superalimento ya queda claro, pero más cuando te enumeremos más de sus beneficios: ayuda a mejorar piel y cabello, a combatir el estrés, la diabetes, el sobrepeso, nos da vitalidad, elimina la retención de líquidos, mejora el sentido de la vista, ayuda en casos de esclerosis múltiple, esterilidad, esquizofrenia, depresión, alergias (muy importante para la primavera que ya ha llegado), y adicciones a drogas y alcohol. Increíble, ¿no?

Las semillas de amapola son lo que estáis pensando, las de las famosas flores rojas que crecen en cualquier sitio. Y es que estas semillas tienen un montón de beneficios para la salud. Constituyen una importante fuente de proteína, minerales, fibra y, al igual que las de lino, de ácidos grasos saludables Omega-3 y Omega-6.

8788682467_d740af8e1e_z

Por su contenido en vitamina E, también resulta ser un excelente antioxidante que ayuda al sistema inmunológico y  también a mejorar el aspecto de nuestra piel. Pero es que en una cucharada de semillas de amapola puedes encontrar también muchos minerales: calcio y fósforo (para los huesos), manganeso, magnesio, hierro, zinc, potasio y selenio.

Está claro que son dos semillas súper poderosas y que puedes añadir a tus sopas, batidos, ensaladas, panes, asados… ¡ponle imaginación!

7855723156_c15bb5e47f_z