en Salud, Vida sana

Quizás no sabes que una de las formas de limpiar el cuerpo es la llamada dieta Alcalina. No, no se trata de otra dieta “milagro”, es una forma de comer (en muchos casos, hasta un estilo de vida) que sirve para regular los niveles de pH del cuerpo y está basada en alimentos alcalinos y por supuesto, de calidad. ¿Quieres saber más sobre la alcalinización?

Tal vez mucha gente no sepa que el cuerpo tiene unos niveles de pH y un equilibrio concreto, que a veces se altera por una mala alimentación o una forma de vida poco saludable. De esta forma, tenemos más enfermedades y nos sentimos con menos energía. Pues bien, lo que hace esta dieta es mantener el pH a niveles óptimos y bajar el nivel de acidez del cuerpo, que es el que hace que no estemos todo lo sanos que deberíamos.

Y es que la acidez es lo contrario de la alcalinización, con la que conseguimos bajar esos niveles de acidez. Se trata entonces de conseguir devolver al cuerpo el pH neutroEntonces, ¿qué alimentos debemos tomar y de cuáles debemos prescindir para bajar esos niveles de acidez y estar sanos?

-Eliminar o disminuir la ingesta de carnes rojas, queso, bollería industrial, azúcar refinado, pan blanco, café, leche… ya que son alimentos con un pH demasiado bajo y niveles de acidez muy altos. No hace falta obsesionarse y eliminarlo todo, la dieta alcalina trata de ingerir más o menos un 80% de alimentos alcalinos y un 20% de alimentos ácidos.

-Basar tu alimentación en verduras como el brócoli o el apiotrigo sarraceno, arroz integral, legumbres, pescados como el atún o el salmón

8843323339_1f3f60073d_z

-Cambia los aceites de cocina comunes por el aceite de coco, o de oliva virgen extra, ya que estos últimos se mantienen saludables después de cocinarlos, no como los anteriores.

-Tomar todas las mañanas en ayunas un vaso de agua templada con el jugo de medio limón exprimido. Sí, esta costumbre que ahora está tan de moda sirve para alcalinizar el cuerpo. Y es que el ácido cítrico se convierte en alcalino cuando lo tomamos.

-Un alimento muy recomendable son las algas y también el jenjibre, que puedes añadir a tus batidos.

2394033440_7d49b300ba_z

-Son perfectos los famosos zumos verdes, llenos de frutas y verduras de hojas verdes, la clorofila de éstas ayuda a equilibrar el pH del cuerpo.

-Beber mucha agua. Imprescindible en cualquier alimentación, pero más en la dieta alcalina.

 

Esta dieta, básicamente lo que pretende es que nos sintamos mejor, hay que tomarse la alimentación como una forma de transformarnos. Pero no transformamos a nivel externo, debemos empezar por sentirnos sanos y a gusto a nivel interno, lo demás viene solo.

¡Equilibra tu cuerpo y siéntete mejor!