en Celíacos, Comprar online, Productos, Salud, Vida sana

Las semillas de chía son, claro, un súper alimento. Si las conoces, seguro que ya no puedes vivir sin ellas. Pero si no sabes lo que son, abre muy bien los ojos y asimila la información tan interesante que te vamos a dar.

IMG_4470

Vamos a ponernos nuestras batas y gafas enormes de científicos por un momento para explicaros de dónde proceden exactamente estas semillas. La chía es una planta de la familia de las labiatae (Lamiaceae). Se trata de una herbácea anual, que puede alcanzar hasta dos metros de altura y sus flores son de color violeta. Florece entre julio y agosto y se cultiva sobre todo en países como México, Guatemala y Bolivia. Esta planta necesita un clima tropical o sub-tropical. Durante el verano, las flores dan  fruto y de ahí se extraen las semillas.

¿Por qué decimos que son un súper alimento? porque contienen una grandísima cantidad de nutrientes y aportan numerosos beneficios, más que un alimento corriente. Digamos que sea cual sea tu problema, seguro que encuentras la solución en estas semillas. Y, aunque estés sano, ayudarán a que lo mantengas.

Lo más destacado de estas semillas es que son una excelente fuente de fibra y antioxidantes, calcio, proteínas y ácidos grasos omega 3. En definitiva, nos ayudarán a tener buenas digestiones, hacen que estemos más saciados, ayudan a que nuestras células envejezcan más lentamente, a que nuestros huesos estén fuertes y, además, minimizan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Leche con semillas de chía y frutos rojos

Además, estas semillas contienen una gran cantidad de proteínas, perfectas para personas que sigan cualquier tipo de dieta vegetariana y nos dan mucha energía. No contienen gluten y son, por lo tanto, aptas para celíacos.

Pero es que también están llenas de hierro y ayudan a mantener saludable nuestro cerebro. Están llenas de vitaminas y son especialmente recomendables para la hora de desayunar, ya que afrontarás el día con mucha más energía y vitalidad.

El sabor de las semillas de chía es agradable y bastante suave.  Se pueden usar en todo tipo de recetas: salsas, sopas, batidos, zumos, postres, panes… Al tener fibra soluble en agua, las semillas absorben 10 veces su peso cuando se ponen a remojo y hacen que se forme una especie de sustancia gelatinosa, que hace que nos sintamos llenos y por lo tanto son perfectas para las dietas de adelgazamiento.

Nosotros ya las hemos incluido en nuestras comidas y no podríamos estar más felices 😀

¿Te animas?