en Recetas

Cuídate lo que quieras durante la semana pero, al menos el fin de semana, date un capricho de los buenos: una tarta de queso con mermelada de frambuesas sin horno.

Ésta es una receta que nos hemos ido haciendo sobre la marcha, así que las cantidades de los ingredientes son orientativas, al gusto.

IMG_20150626_154719

Ingredientes:

– 500 gr. de nata líquida
– 200 cl de leche
– 200 gr. de queso de untar
– 160 gr. de azúcar
– 2 sobres de cuajada

Para la base
– Medio paquete de galletas (lo ideal es el paquete entero)
– 50 gramos de mantequilla
– 100 gramos de avena (si no tienes galletas)

Para la gelatina
– Mermelada de frambuesa 100 gramos
– 6 láminas de gelatina neutra
– Un chorrito de limón y la ralladura del mismo limón

Primero se comienza con la base. Hay que triturar las galletas y añadirle el avena , después hay que añadir la mantequilla blanda. Esta masa de galleta hay que extenderla sobre una base para tarta previamente enharinada. Una vez terminado este paso hay que hacer la parte de cuajada. Se mezclan todos los ingredientes y se incorpora la cuajada según las instrucciones del fabricante. Esta mezcla se vierte en el molde con la galleta y se deja en la nevera hasta que cuaje.

Cuando esté firme se añade la capa de la fresa. Hay que mezclar la mermelada con el zumo  de limón y con la gelatina neutra siguiendo también las instrucciones del fabricante.

Se deja reposar en la nevera durante algunas horas y ya está lista.

Consejo: para que la tarta quede perfecta lo mejor es comerla con algunas fresas o frambuesas naturales para así saborear la intensidad de la fruta con la cremosidad de la tarta.