en Celíacos, Curiosidades, blogs..., Recetas

Es un postre del que hemos disfrutado desde pequeños. Es sencillo, rico y refrescante. Es el polo. Probablemente nunca te has planteado quién y cómo se descubrió este rico dulce típico de verano. Hoy te aclaramos un poco su procedencia y te damos ideas para hacer tus propios polos.

5756543740_2fc3980c9b_z
Licencia de Creative Commons en Flicker. Foto compartida por Gonzalo Iza

Como ya sabrás el polo, a diferencia de los helados cremosos tradicionales, está hecho en su mayoría de agua y además contiene colorante, saborizante y azúcar.

En cada parte del mundo se le denomina de una manera distinta, por ejemplo en Argentina es el picolé, en Venezuela se llama posicle.

Pero el origen de este dulce es lo que hace que hoy estemos hablando de él. El inventor fue un niño de 11 años llamado Frank Epperson en 1905.

Cuenta la historia que noche de invierno el niño dejó en el porche de su casa un vaso de soda con una cuchara dentro. A la mañana siguiente se encontró la bebida congelada debido a la helada nocturna con la cuchara dentro. 18 años después, en 1923, Epperson decidió patentar su descubrimiento y empezó la venta de helados de agua. En un inicio el inventor le quiso dar el nombre de Epsicle pero finalmente, y como ya sabrás, ese nombre no tuvo mucho tirón y finalmente se quedó con el nombre de polo de helado.

Así que, si un niño de 11 años puede hacer un polo, nosotros podemos mejorarlo. Desde Mumumío te aconsejaos que para preparar tu propio polo casero lo mejor es que lo hagas con ingredientes naturales. Lo mejor es darle el gusto y el color con frutas naturales en vez de con elementos artificiales. Así que hazte con una buena cesta de frutas variadas y lánzate a crear tus mezclas mas locas.

Ahora en pleno verano lo mejor es que utilices las frutas de temporada como las sandías. Tienen una cantidad de agua tan elevada que no tendrás que añadirle a tu mezcla agua. Solo necesitas algunas frutas rojas y algo de zumo de limón para que quede sabrosa.

14475737331_619b84fa7a_z

Licencia de Crative Commons en Flicker. Foto compartida por Leo Hidalgo

Para 5 polos de sandía como los de la imagen puedes utilizar:

– Una rodaja de sandía grande

– Un puñado de frutos rojos

– El zumo de medio limón

– Azúcar (opcional)

Te aconsejamos las frutas rojas ya que dan mucho color y sabor. Una de las mejores opciones es el arándano.

Ahora la cuestión es: ¿qué combinación será la elegida para crear tu propio polo?