en Club de la Cerveza, Clubs Mumumío

Ya estamos inmersos en el otoño. Este mes, contamos con una cerveza muy otoñal y especial, relacionada con calabazas; además de una fuera de la ley y una clásica de trigo a la que le gusta jugar al rugby… ¿Queréis conocerlas? Pues aquí os dejamos con las cervezas elegidas para formar parte del Club de la cerveza de Mumumío.

IMG_8159

Bandolera Sierra Morena

Procedente de Córdoba, tierra de bandoleros, de estilo Blonde Ale y alta fermentación. Bandolera es un guiño hacia la realidad social, política y económica que nos ha tocado vivir, plagada de injusticia, miseria e incongruencias. Orientada a la malta e influida por lúpulos nacionales que le otorgan un generoso amargor en aroma y boca, lo que sumado a su graduación alcohólica, dotan a Sierra Morena de un singular cuerpo y temperamento. Recomendamos conservarla en posición vertical para que los posos de la levaduras se mantengan en la parte baja. Para servirla, lo mejor en copa tipo cáliz.

Color: cobrizo
Grado alcohólico: 5% vol.
Consumir entre: 5-8ºC

Sagra Calabaza

Cerveza fruto del empeño de nuestros maestros cerveceros por despertar paladares, remontándose al tiempo de campiñas americanas en las que se utilizaba calabaza para elaborar cerveza. De tradición americana, pero con sabor castellano. La Calabaza es una cerveza de color rubio anaranjado. De cuerpo denso y aterciopelado. Aroma intenso, dulce y afrutado, con suaves notas de canela, clavo y cilantro. Con un sutil retrogusto amargo al final. La turbidez y sedimentación son naturales. En su elaboración incluimos calabaza, canela y cilantro, que le otorgan un carácter muy especial y diferente. .

Color: rubio anaranjado
Grado alcohólico: 6,1% vol.
Consumir entre: 5-8ºC

Rugbeer blanca de trigo

Por fin el Rugby tiene su propia cerveza.  Rugbeer nace para honrar a los amantes del Rugby que tanta cerveza han bebido en su vida. Elaborada en Toledo con malta de cebada, piel de naranja, jengibres españoles 100%, el trigo que utilizamos es alemán. Sin aditivos ni conservantes, todo natural. Aunque no se considera una cerveza de jengibre por la poca cantidad del mismo, por sus propiedades (entre ellas las antiinflamatorias) es ideal para todos los deportistas y también para quienes no lo son. Cerveza muy democrática, muy agradable en boca y en aromas. Dado que lleva una doble fermentación, la última en botella, tiene cuerpo y pozo. A la vista es blanca y turbia, pero sin embargo es super ligera.

Color: blanco turbio
Grado alcohólico: 5,2% vol.
Consumir entre: 2-4ºC