en Club del Queso Mumumío

Nuestro Club del queso, como cada mes, sigue al pie del cañón. En este mes de abril, Mumumío ha seleccionado una selección de quesos variada, con presencia zamorana, asturiana y valenciana; además de un queso italiano y otro francés. Aquí os contamos más detalles de cada uno:

IMG_20160408_124435

Servilleta

Queso de cabra prensado de manera manual con paño,  con aroma suave, pasta consistente. Con un sabor ligeramente ácido y un retrogusto muy agradable al paladar. Elaborado por una pequeña quesería situada en Camporrobles, donde elaboran su queso sólo con leche de su propia ganadería y manteniendo las técnicas de pastoreo y las pautas de elaboración de antaño. Parten de un respecto por el producto y por el animal, del que se obtiene como resultado  elrespeto por el cliente.

Tipo de leche: cruda de cabra
Procedencia: Camporrobles, Valencia

Queso de Oveja Tierno SIN LACTOSA

Queso tierno sin lactosa, elaborado a partir de leche pasteurizada de oveja. Con una curación de entre 7 y 35 días, este nuevo queso esta pensado específicamente para los intolerantes a la lactosa pero no sólo para ellos. Al estar elaborado con leche de oveja pasteurizada, presenta unas características similares al resto de nuestros quesos de oveja, Su sabor es ideal no sólo para intolerantes, sino para los amantes del queso sano, ligero y natural. Tiene una corteza blanca natural y destaca por su sabor fresco, suave y muy agradable al paladar. Perfecto para el desayuno o una merienda.

Tipo de leche: pasteurizada de oveja
Procedencia: La Antigua de Fuentesauco, Zamora

Bethmale de Montaña

Estamos ante el queso de leche cruda de vaca más conocido de los Pirineos. Recibe el nombre del pueblo donde se produce en la región Couserans, del condado de Foix. La leyenda dice que fue uno de los preferidos del rey Luis VI (que pasó por la zona allá por el siglo XII). Es de los quesos más suaves, si no el que más, de todos los quesos de vaca que se elaboran en el Pirineo francés. Su pasta es semi-dura, sin cocer y prensada. Un queso que huele a “sótano” y que, durante el tiempo de maduración, se cepilla y se gira. Su forma es cilíndrica con un diámetro entre 25-40 cm, 8-10 cm de alto y un peso de 3,5-6 Kg.

Tipo de leche: cruda de vaca
Procedencia: Francia

Provola Affumicata

Queso de sabor dulce y ligeramente ácido cuando está fresco y que, según aumenta gradualmente el tiempo de maduración se convierte en más agudo y ligeramente picante. Gracias a la técnica particular utilizada para la producción de este tipo de queso, la Provola tiende a escamarse en la boca. Se elabora con leche obtenida del ordeño nocturno de la vaca, que se filtra y guarda en un tanque especial a la temperatura de 4ºC. Al día siguiente, la leche se calienta hasta los 37 ºC y se añade la leche del ordeño de la mañana junto al cuajo de cabrito o cordero. El proceso de coagulación tiene una duración de 45 a 60 minutos. Después, la cuajada se rompe con la “ruotola”, una rueda de madera que permite reducir la masa coagulada en trozos del tamaño de un grano de arroz, añadiendo agua caliente. Reposa entre 5-10 minutos para que la cuajada se deposite en el fondo y ya se pueda proceder a verter el suero de leche en la caldera para hacer el requesón.

Tipo de leche: pasteurizada de vaca
Procedencia: Italia

Queso Azul de Hoja o Fueya

Es un queso azul de leche pasteurizada de vaca que se envuelve en papel imitando hojas naturales de árbol (antiguamente se utilizaban hojas de higuera). La textura de este queso es cremosa y suave, lo que le convierte en uno de los más sorprendentes dentro de la familia de los quesos azules asturianos, justo por esta combinación de sabor y textura. Sin la intensidad de un Cabrales , pero sí con la esencia de un queso azul. Resulta perfecto para untar o hacer salsas.

Tipo de leche: pasteurizada de vaca
Procedencia: Asturias