en Comprar online, Entrevistas

. “Por un kilo de naranjas recupero solo 18 céntimos si lo vendo a una cooperativa”

. “La agricultura se está convirtiendo en un trabajo que se hace por afición, no para ganar dinero”

. “Los naranjos antes vivían 100 años, y ahora un naranjo con 20 años ya se puede considerar como un árbol viejo”

Pantallazo-del-2013-01-08-125910

Cambio de rumbo

Paco siempre ha sido un hombre de campo, se ha pasado toda la vida entre animales, árboles y naturaleza. Pero Paco tuvo que dar un giro de 180 grados cuando decidió separarse de la cooperativa en la que vendía sus naranjas y empezó a venderlas directamente al público, para poder ofrecer así una fruta de mejor calidad y que además  le sirviera para poder mantener a su familia. Paco ya no podía conseguir los suficientes beneficios como para que seguir sacando rentabilidad a sus naranjas, así que la solución que encontró fue empezar a vender su producto directamente, sin tener que gestionarlo a través de un tercero.

Para un agricultor que tiene a sus espaldas más de cien años de historia, hacer esto no es una decisión cualquiera, implica un convencimiento pleno por unos ideales, que en este caso eran el cultivar un producto fresco y venderlo directamente al consumidor, sin que pasara por procesos de maduración, embellecimiento y conservación artificiales por los que son sometidos en las cooperativas.

Paco es un productor de Betxi, en Villareal (Castellón), donde cuatro generaciones de su familia han cultivado naranjas y frutas en la finca que se encuentra en un enclave privilegiado dentro de la zona del Parque Natural de la Sierra de Espadán. En esta finca tiene más de 5000 árboles que suponen un peso medio de 100 kilos de naranjas al año por árbol, es decir un total de 500.000 de producción de fruta al año.

Captura de pantalla 2016-05-18 a las 10.28.35

 

 

“Yo siempre me he dedicado a la agricultura desde mi infancia, y mi intención como la de mis padres, abuelos y tíos (que también se dedicaban a esto), es hacer una buena producción que no se maltrate en el proceso”.

La cooperativa

Paco trabajó durante muchos años con una cooperativa en la que vendía sus naranjas en grandes cantidades, que le servía para dar salida a los miles de kilos de frutas de su finca.

Las cooperativas agrarias de servicios, como la que trabajaba Paco, son un tipo de cooperativas en la que los agricultores ponen en común recursos en ciertas áreas de actividad. Se establece para transformar, empaquetar, distribuir y hacer marketing de sus propios productos agrícolas.

En estas cooperativas no se discute el precio de la compra de las naranjas. Cuando termina toda la campaña liquidan en función de las expectativas del mercado, por lo tanto, siempre es un precio aleatorio.

Las cooperativas consiguen ampliar la temporalidad en la que las frutas pueden adquirirse en el mercado y permiten que mucha más gente tenga acceso a ellas.

La maduración

En ocasiones la recogida de la fruta se hace antes del estado óptimo de maduración porque en el mercado es necesario ofrecer siempre frutas de todo tipo en cualquier temporada. Es por esto que las cooperativas amplían la temporalidad de las frutas actuando sobre el producto.

Las cooperativas procesan la fruta en cámaras de maduración a base de gas etileno, que es el compuesto químico que continúa con el proceso de maduración después de la recolección.

NARANJAS CARMEN 5El proceso es el siguiente: Primero se tratan las naranjas con fungicidas para que no se pudran durante el proceso; después se “desverdizan”, es decir, mediante productos químicos, humedad y temperatura controlada se pasa del verde original al naranja convencional.

Este proceso dura unos 8-10 días. Posteriormente se traspasan a una línea de confección en la que las naranjas son seleccionadas en los diferentes formatos y se aplica un encerado a las frutas para que tengan ese brillo que da sensación de frescor. En total el proceso es de unos 12 días.

El objetivo de las cooperativas es conseguir una fruta más bonita y más grande, aspectos externos al sabor y calidad nutritiva del producto.

Si bien el tratamiento de conservación de las frutas consigue que disfrutemos de ellas durante más meses y fuera del periodo natural, también implica que el producto tarda en llegar más de lo habitual hasta nuestra mesa.

NARANJAS CARMEN 2

 

Paco tiene un total de 5000 árboles y ya que no puede vender toda la producción solo con la venta directa al cliente, necesita la utilización de otra plataformas en las que poder vender parte de la mercancía. “Yo prefiero hacerlo ahora directamente a empresas particulares que compran el resto de producto que no he seleccionado para enviar directamente, y lo utilicen para otras cosas, como la elaboración de zumo.”

“Me gustaría que la gente se mentalice que un kilo de fruta comprada en un supermercado no es lo mismo que una fruta recogida y recolectada en su punto óptimo de maduración. Ni en el sabor, ni en la textura.”

Los árboles de Paco y Carmen

Cuando tomó la decisión de dejar la cooperativa contó con el apoyo de su mujer, Carmen. Paco no sabía utilizar más que el correo electrónico pero Carmen le ayudó con la parte informática a poner en marcha la venta online. Ahora entre los dos gestionan y envían los 500.000 kilos de fruta anuales que cosechan en la finca.


NARANJAS CARMEN 4

 

Paco y Carmen tienen un funcionamiento de trabajo que optimiza su tiempo y sus recursos. Paco es quién se va en cuanto amanece al campo para recoger todos los pedidos que la noche anterior han ido llegando. Si hay algún pedido que llega por la mañana, Carmen llama a Paco para que recoja algunos kilos más y los prepare, y es ella la que está pendiente de todo lo relacionado con el envío y las incidencias. Las naranjas que llegan a las casas de sus clientes son siempre las que se han recolectado del árbol 24 o 48 horas antes.

NARANJAS CARMEN 1Paco cuenta que las cosas han ido cambiando a lo largo del tiempo. Antes un naranjo podía vivir unos 100 años, pero ahora la vida útil del naranjo se ha reducido a 20 años. Esto ocurre porque se han sobreexplotado los árboles para que produjeran lo máximo posible y así poder abastecer a la creciente demanda.

Muchos productores están empezando a abandonar sus fincas porque ha dejado de ser rentable y les cuesta más mantener la explotación que lo que obtienen por sus productos. “Cuando se trabaja con una cooperativa ese margen a veces se pierde y no se puede recuperar la inversión. Cultivar naranjas se ha convertido en una forma de vida, tienes que tener pasión para seguir.”

NARANJAS CARMEN 3

Paco sabe que salir de la cooperativa fue una decisión dura, ya que es un sistema implantado desde hace mucho tiempo y es difícil salir al mercado sin saber cómo va a funcionar. “Tomé una decisión y ahora por fin hago lo que me gusta.  Ahora selecciono las mejores naranjas para la cosecha que envío a cada cliente yo mismo”

En Mumumío nos gustan estas historias y nos gustan sus protagonistas. Para comprar las naranjas de Paco y Carmen entra en su tienda en Mumumío.