en Entrevistas

  • El cerezo es uno de los árboles más fáciles de cultivar pero el más costoso de recolectar
  • La cereza sólo se recoge durante 45 días al año
  • Existen cerezas que llegan a costar 150 euros el kilo

Todo el mundo identifica las cerezas con el Valle del Jerte, en Extremadura. Pero hay otra región en España con muchas y muy ricas cerezas: El Bierzo. Antonio es un vecino del Bierzo enamorado de las cerezas que se dedica a buscar las mejores cerezas de esta región para enviarlas a toda España.

Antonio envía las mejores cerezas de toda la comarca y convierte un producto casi imposible de encontrar fuera de la región en un producto accesible (y disfrutable) para todos. “Me peleo por conseguir lo mejor y pago el precio que el productor me pide, sin discutirlo. Pienso que si el producto es bueno hay que pagarlo al precio que se merece, no intentar regatear. Respeto el valor que tiene el producto. No hay mejor manera de defender el producto que pidiendo lo justo por lo que vale. Creo firmemente en el comercio justo”.

  Colabora con los mejores productores de cerezas de la comarca para seleccionar cuidadosamente sus calibres y calidades. En muchos casos, los productores de cerezas no tienen capacidad para dar salida a toda su producción y es Antonio quien les ayuda a distribuir fuera de las fronteras de la región este fruto tan preciado.

 

La cereza

El cerezo es un árbol que necesita muy poco mantenimiento. Durante el año no necesita riego, solo requiere una poda, el desbroce y una fumigación mínima. Esto se debe a que la zona del Bierzo es un microclima y los productores utilizan las laderas de las montañas para poner las plantaciones y que el agua escurra entre los árboles. Así no se estanca el agua y no se riegan más de lo necesario. Una de las características que le otorga esta vida casi sin agua es que el sabor de su fruta se intensifica al máximo.

En cambio la cereza es muy complicada de cosechar. Según nos cuenta Antonio el fruto es muy delicado y con cualquier lluvia a finales de primavera la cosecha se puede echar a perder. Es por eso que los agricultores se pasan las últimas semanas de mayo pendientes de la previsión climatológica.

Captura de pantalla 2016-07-13 a las 15.28.11El cerezo

 El árbol del cerezo ha ido cambiando con el paso de los años. En el inicio la forma del cerezo se caracterizaba por tener una copa muy alta y poco accesible, pero ahora cada vez se recortan para que crezcan árboles más bajos y también más fáciles de cosechar.  Antonio bromea: “No hay un pueblo de esta comarca que no tenga un parapléjico entre los vecinos por caerse del árbol al recoger el fruto. Antiguamente se subían en una escalera muy poco segura y desde ahí iban recogiendo las cerezas como podían”.

Actualmente hay dos maneras para el corte del árbol del cerezo: o en forma de paraguas, con las ramas creciendo hacia los lados; o en forma de árbol de navidad. Siempre pensando en la forma más práctica para la recogida del fruto.

 Antiguamente la madurez del árbol no llegaba hasta los 7 u 8 años, pero con los injertos y los avances en el proceso cada vez se puede conseguir una rentabilidad más alta por el árbol y ahora un árbol empieza a tener cerezas a los 3 o 4 años.

La cosecha

  Un cerezo da aproximadamente entre 20 y 70 kilos de cerezas al año. Esta cantidad es muy poca si la comparamos con otros árboles frutales, lo que se refleja en el precio/kg del producto. Además el proceso de la recogida del fruto es muy lento y costoso. Las cerezas hay que recogerlas una a una utilizando únicamente los dedos. Hay que hacerlo con cuidado ya que no se debe astillar la rama del árbol porque si se maltrata el año siguiente no crecerán frutos de esa rama.

9032437076_e095c0e923_k

  Como con otros frutales, hay distintas variedades que van dando su fruto a lo largo de distintos momentos dentro del mes y medio que dura la temporada de cerezas. Al principio se recogen las cerezas burlat y a finales se acaba con la cereza francesa. De esta manera pueden ir intercalando los tipos de cerezas para tener producción durante más tiempo.

La comarca del Bierzo

El Bierzo es una de las zonas en las que podemos encontrar cultivos de cerezos en nuestra geografía Española, junto al bajo Aragón y el Valle del Jerte.

Captura de pantalla 2016-07-13 a las 15.38.23

 Es una comarca compuesta con 38 municipios al oeste de la provincia de León. El Bierzo se encuentra entre varios valles que generan un microclima mediterráneo suave. Esto facilita el cultivo de las cerezas y hace que sea el lugar idóneo para su cultivo.

original (9)

Esta región cuenta con especialidades como el botillo, las castañas, la androlla, los pimientos, la manzana reineta, la pera conferencia, las castañas y embutidos. Antonio cuenta que su intención es especializarse en estos productos, ya que son los que conocen perfectamente y los que muchas veces no tienen demasiado movimiento a pesar de su calidad.

Una de las particularidades del trabajo de Antonio es que acerca productos que son inaccesibles para cualquier persona que viva fuera de la comarca. Un ejemplo de esto es un queso que traen de un pueblo que tiene solo 150 habitantes. Son ellos los que van al pueblo para recoger el queso y así poder enviarlo a cualquier parte de la península y no solo al mercado natural que es Galicia y Asturias.

La temporalidad

Esta fruta se caracteriza sobre todo por tener una temporalidad muy específica. Solo hay fruto durante 45 días al año. Esto limita mucho la producción total de este cultivo.

Este año con el retraso de la cosecha solo se ha producido en la comarca de El Bierzo el 30% de la producción anual media. Esto ha ocurrido en mayor o menor medida en toda la península ya que ha afectado también al Valle del Jerte y al bajo Aragón.

Antonio nos cuenta que ha sido una incertidumbre constante. “Al final sufres igual que el productor. Te pasas todo el día mirando la predicción del tiempo. Es un dolor, pero forma parte del juego”

Cuando la primavera llega muy lluviosa y con mal tiempo el fruto se puede llegar a perder por completo. El problema principal es que este año los productores no tienen claro el aguante del fruto. “Ahora mismo no se sabe hasta cuando habrá cerezas, tendremos que esperar y ver cómo se da la temporada”

Normalmente el ciclo de la cereza se caracteriza por tener una cereza más blanda en mayo, y después una cereza más dura, con mayor resistencia al agua. Por esta razón la cereza aguanta mejor las lluvias de mediados de junio que las lluvias de mayo, que afectan a las primeras cerezas más blandas y sensibles.

¿Cerezas en invernaderos?

 Ya hay empresas que cultivan cerezas en invernadero. Es el caso de la empresa de Lleida Glamour Edoa que estuvo investigando durante casi 10 años hasta conseguir un producto que cumpliera con los requisitos de color, sabor y tamaño que buscaban. Es una cereza cultivada en invernaderos, con temperatura controlada que se recolecta desde el 10 de marzo hasta el 20 de abril, fechas en las que no hay cerezas en ninguna parte del mundo.

 Estas cerezas se venden a países como Qatar o Rusia. Es una cereza selecta para gente que busca un capricho culinario, pero en este caso es cultivado bajo unas condiciones climáticas artificiales poco propias de este fruto.

El coste de estas cerezas es entre 90-150 euros el kilo, cosa que hace que el coste de una cereza sea más de 1 euro la unidad.

Formas de venta

En cuanto a la distribución de este fruto el circuito estándar no es lo que funciona entre los productores de la zona del Bierzo. Lo que hay es una pequeña cooperativa que distribuye el producto, pero solo a las zonas cercanas como Ponferrada, León, A Coruña… Esto es así porque no hay tanto volumen de producto como para abastecer a más áreas.

IMG_5436

En la comarca se cosechan unos 3 millones de kilos de cereza, pero de forma totalmente dispersa. Aquí cada agricultor tiene sus árboles frutales y no hay una entidada que recoja, unifique y ayude a la distribución del producto por toda la península.

  Otra de las formas de distribución de este fruto viene por las ferias. En muchas ocasiones son los feriantes quienes vienen directamente a las fincas para comprar cajas y venderlas en el mercadillo. Esto se ha hecho toda la vida y forma parte de la venta típica en la comarca.

La exportación de esta fruta es delicada y en el caso de las cerezas del Bierzo no se hace demasiado. El problema viene de la separación que existe entre los productores de cereza. El bierzo es un minifundio, a diferencia del Valle del Jerte que vende mucho volumen. Al no tener la capacidad de unificar grandes cantidades de producto, la exportación se hace inviable. “Mínimo te piden 2000 kilos para exportación y para eso necesitamos unir al menos a 20 productores, ponerlos de acuerdo, paquetizarlo todo y enviarlo. Una misión imposible por el momento”

Antonio nos cuenta que actualmente hay un proyecto para unir a los agricultores de la región creando una marca de garantía de las cerezas del Bierzo. Esto es una forma de regular el mercado unificando el precio, los calibres y las calidades. Esto es una cosa que ya se ha hecho en el Valle del Jerte y que otorga al producto y a la región un plus de valor.

 Ahora gracias a l a venta online de algunos productores y al trabajo de Antonio podemos conseguir este fruto tan preciado y escaso en todas partes de la península. En 24 horas en tu casa, recién recolectadas y de la mejor calidad.