en Diario

Si te has comprado un microondas hace poco, habrás visto que casi todos los de Whirlpool viene con plato y función crisp. ¡Por fin podremos utilizar un microondas para algo más que para calentar la leche! Porque, reconozcámoslo, todos tenemos uno en casa y sale un poco caro usarlo sólo para eso… (por cierto, nosotros estamos sorteando uno con función crisp, ahí lo dejo)

El plato crisp tiene muchos tamaños y alturas pero básicamente es como una sartén antiadherente. De hecho vienen hasta con una pinza para coger el plato y no quemarse al sacarlo del microondas. Lo increíble de esto es que lo que estés cocinando te queda dorado por la parte de abajo, gracias al plato y la función crisp, por arriba dorados y crujientes por el grill y la parte de dentro se cocina perfectamente, que para eso es un microondas.

¿Por qué es esto una buena noticia? Porque un microondas gasta menos energía que un horno y tarda menos en tener un resultado igual. Lo mismo pasa con lo que vayas a freír: tardas menos, lo haces con menos aceite y encima casi no manchas.

Torrijas, tortilla de patatas, bizcocho, patatas fritas, filetes a la plancha, pescado a la plancha… Participa en nuestro sorteo y gana un microondas Whirlpool GT286WH o 100€ para comprar en Mumumío. Que la suerte te acompañe, amigo.

maxresdefault