en Entrevistas

  • Un tomate que se cultiva de forma natural y se recoge a mano uno a uno
  • Una arquitecta y un ingeniero con su propio huerto de tomates

    img_0801img_0813

Nacho es un ingeniero agrícola que desde joven empezó a desarrollar un cariño por la tierra y los huertos. Antes de empezar la universidad comenzó a trabajar en el campo con un hortelano en Huesca, llamado Daniel Calasanz que le ayudó a apreciar el campo, amar la tierra y a conocer las técnicas del oficio. “Con él aprendí a cultivar una huerta y a cuidar la tierra”

Después se pasó los primeros años de la carrera dividido entre el trabajo en el campo y las clases de la universidad por libre. Cuando terminó la universidad, comenzó a trabajar como ingeniero de montes en los Pirineos. Pero pasados 4 o 5 años decidió empezar a cultivar el campo de nuevo. Él y su mujer Isabel decidieron comprarse una finca y compaginar sus trabajos de ingeniero y arquitecta con la plantación de tomates. “Teníamos una pequeña huerta para consumo familiar, que cultivábamos por afición. La huerta fue creciendo en tamaño, y en 2012 decidimos dedicarnos a ello profesionalmente

 La finca

La finca tiene una extensión de ocho hectáreas, de las cuales se dedica una y media exclusivamente a la plantación de tomates y el resto de la finca la mantienen en barbecho, un sistema por el que se deja de cultivar la tierra durante un tiempo para que se recupere la humedad y la tierra vuelva a reponer sus nutrientes.

La finca se encuentra en Tabernas de Isuela, un municipio incorporado en Huesca, situado por tanto en la comarca aragonesa de la Hoya de Huesca.
fincamanta-termica

 El tomate

Los tomates del Tomatista son tomates de variedad rosa. Una variedad antigua originaria de Huesca que llegó hace 79 años de América y que con los años los hortelanos han ido guardando para continuar esta variedad.

Un tomate de piel muy delicada y con un sabor característico por su baja acidez. Se cultivan bajo unas condiciones muy específicas y únicamente se les riega con agua de los Pirineos.

Es un tomate natural que requiere mucho trabajo para su cultivo ya que Nacho cultiva en un huerto sin invernadero ni casi químicos. Es un tomate perfecto para disfrutar fresquito en una ensalada o para convertirlo en una rica salsa de tomate crudo para una tostada. Es un tomate exclusivamente de los meses de agosto, septiembre y octubre, que es cuando está de temporada.

El sabor del tomate se diferencia por tener un punto de acidez bajo por el tratamiento natural que reciben a base de vegetales que consigue que el tomate tenga un sabor más suave.

Dentro de su huerta los tomates salen tamaño S, M, L y XL y se seleccionan para enviar en función de las necesidades. “Me he llegado a encontrar un tomate de un kilo y medio en el huerto. Es curioso, pero en realidad creo que los mejores son los de tamaño medio. Porque tienen la consistencia y la carne adecuada” comenta Nacho.

 El cultivo

Dos de las personas que trabajan en la finca son ingenieros agrónomos por lo que tienen conocimiento sobre las mejores, más eficientes y más naturales prácticas de cultivo.

Intentamos evitar el tratamiento masivo y solo hacemos tratamientos localizados en aquellas plantas dañadas” En otras ocasiones, Nacho nos cuenta que directamente quitan la mata afectada para que no se extienda el problema. “A veces es la mejor forma de asegurarse de que el problema está resuelto.

primeros_tomates

El cultivo de Nacho se planteó en un inicio como cultivo ecológico, pero al final decidieron que era mejor cultivar como agricultura integrada. La Producción Integrada es un sistema de producción agraria que utiliza prácticas compatibles con la protección y mejora del medio ambiente, los recursos naturales, la diversidad genética y la conservación del suelo y el paisaje. La Producción Integrada, a diferencia de la Producción Ecológica, permite la utilización de productos agroquímicos como abonos y pesticidas, si bien se busca hacer un uso mínimo de los mismos, y éste está restringido en las Normas Técnicas específicas que dicta para país de producción para cada cultivo, y sólo permitida si no existen otras alternativas viables.

En este tipo de agricultura lo mejor es la prevención ante las enfermedades. Nacho nos cuenta que lo que hacen es poner mantas alrededor de la mata para que no crezcan malas hierbas y otras plantas en las que se encuentran las plagas. “No le echamos ningún tipo de herbicida, ya que la manta hace ese trabajo y lo poco que crece se corta”

Otra de de las características más diferenciadoras del tomate rosa del Tomatista es que el agua que recibe el tomate es directamente del canal del Pirineo y disfruta del aire limpio y fresco de la sierra. Ésta es una de las mejores aguas que podremos encontrar en España. Además el riego se hace por goteo y para no dañar los tomates, que son muy delicados, y además para gastar sólo el agua necesaria.

El huerto

El huerto se basa en estructuras de madera de donde se cuelgan las tomateras. Como es un tomate delicado que se cultiva en verano, se les da sombra para que no tengan manchas o se les estropee la piel. Normalmente las hojas de la misma mata sirven para dar sombra a la los tomates, pero como se desbroza la planta, es necesario cubrirlos.

El tiempo que necesita un tomate desde que es una flor hasta que el fruto está listo para consumir es de unos 40 o 50 días. Es un ciclo en el que siempre hay flores que están naciendo y otras que ya se han convertido en tomates.

Las matas se plantan ya crecidas y después se cultivan en el exterior durante el resto de su vida. La vida de una planta de tomate rosa es de solo una temporada, es decir cuando en octubre la cosecha se termina, la planta ya no es útil para el siguiente año.

 

 

 

 

 

 

En total Nacho puede obtener de su finca unos 1500 kilos de tomate y un total de 70 toneladas en toda la temporada. “Ahora mismo nos encontramos en uno de los mejores momentos de la tomatera, con una producción muy grande y muy sabrosa

Cuando no se puede dar salida a los 1500 kilos que recogen al día opta por venderla para hacer tomate natural triturado. “En realidad este tomate no está pensado para hacer conserva porque no se le saca mucho rendimiento pero en salsa está increíble

La calidad del tomate reside en el lugar donde se cultiva, el clima del lugar y el agua con la que se riega. “Nuestro tomate no es el más grande ni el más bonito. Pero es un tomate que se riega con agua del Pirineo y que tiene un sabor espectacular

Todo la extensión de tierra se abona con estiércol de oveja compostado, es decir con un grado medio de descomposición de la materia orgánica, que en sí es un magnífico abono orgánico para la tierra, y logra reducir enormemente la basura.

Además también se nutre con un producto vegetal de ecoabono para las hojas. “Nosotros buscamos ante todo lo natural”

El proceso de producción se basó en la aplicación del proceso del tomate raf, que se da en invierno. “Buscábamos un tomate de calidad que poder disfrutar en los meses cálidos. Creo firmemente que el tomate es la hortaliza en la que más se nota la diferencia por su calidad. El sabor y el olor que tienen que emanar de un buen tomate son lo más importante

¿Cuándo comer tomate?

Siempre que vamos al supermercado encontramos tomates en la zona de la fruta y la verdura, pero la verdad es que todos esos tomates que comemos son de invernadero. Es decir, no son tomates de temporada.

Esto es una de las cosas que Nacho tiene muy en cuenta en su plantación, la temporalidad. sus tomates solo se dan desde mediados de agosto hasta mediados de octubre. Durante esos meses se dedica a ellos totalmente para conseguir la mejor calidad, en el poco tiempo de la cosecha. “Actualmente, la mayor parte de los tomates que nos encontramos en el mercado son variedades híbridas, cuya mejora se ha centrado en la obtención de variedades más productivas más vistosas y duraderas en el tiempo para que el tomate pueda permanecer semanas en cámaras una vez recogido, lo que hace muy fácil su distribución y venta. Pero todas estas alteraciones genéticas los hacen insípidos en muchas ocasiones”

img_0839 img_0814

En concreto este año la cosecha se ha retrasado por culpa de la climatología y hasta la primera semana de septiembre no han podido empezar a hacer envíos. “No controlamos 100% nuestra producción porque dependemos del clima y de la naturaleza para cultivar nuestros tomates”.

Lo importante ahora es que en los próximos meses no llueva ya que este tomate tiene una piel muy fina y la lluvia podría hacer que se rompieran o que quedaran marcas. Aunque Nacho también nos dice que pese a todos los cuidados que se le da al tomate no es posible que sea perfecto 100% ya que se cultiva en el exterior.

¿Cómo recibo mis tomates?

Los tomates se envían de color verde y un poco duros, ya que el transporte es un tema muy delicado con este tomate. “Lo hacemos así para que al cliente le llegue en perfectas condiciones. De hecho al día siguiente ya se han tornado rojos y son perfectos para consumir”

Por eso no hay que alarmarse si los tomates llegan un poco verdes, ya que en unos pocos días se pondrán rojos y perfectamente maduros. El tomate es uno de esos frutos que sigue madurando una vez se ha cortado de la mata, por lo tanto puedes tenerlo en tu nevera o en tu frutero esperando unos días. El mismo día que los tomates del Tomatista se cortan, son enviados, por lo que la frescura del producto es siempre la mejor.

img_0810img_0818

 

Nacho nos dice que piensa que hay una tendencia que está cambiando “Ahora la gente no busca el tomate más bonito y vistoso, los consumidores demandamos tomates con mejor sabor, entre los que se están muchas variedades que tradicionalmente se han venido consumiendo y que están en riesgo de desaparición por no acomodarse a las exigencias de producción del mercado, como es el caso del tomate rosa de Huesca”