en Informes, Productos

 Este mes la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha sacado a la luz un estudio realizado sobre la carne de pollo para detectar posibles problemas relacionados con los antibióticos que reciben los animales en vida.

big-22big-1

Para asegurar una alimentación lo más saludable posible la OCU da recomendaciones sobre la forma de comer este producto:

  •  No lavar el pollo  ya que esto puede facilitar el reparto de bacterias presentes en el producto por la cocina.
  • Lavar en profundidad los instrumentos utilizados para cortar y preparar la carne de pollo antes de volver a usarlos
  • No utilizar la misma tabla de cortar para partir el pollo y después para partir otras materias primas
  • Cocinar la carne en profundidad. Nunca se debe dejar semi cruda y hay que asegurarse  siempre que el centro está bien cocinado.
  • Extremar la higiene de las manos antes y después de manipular la carne cruda.

Para más información sobre este y otros problemas derivados de intoxicaciones en la cocina puedes entrar en www.ocu.org.