en Curiosidades, blogs...

Haz una prueba: pon un kiwi con una manzana y verás cómo el kiwi empezará a ponerse blandito.

¿Por qué pasa esto? Porque las manzanas son frutos climatéricos. ¿Y esto qué narices es? Los frutos climatéricos son aquellos frutos que siguen madurando incluso una vez recogidos y que suelen recolectarse un poco verdes para que sigan madurando fuera de la planta.

La manzana es la reina de los frutos climatéricos. Esta fruta, durante su proceso de maduración fuera del árbol, produce etileno y éste, al entrar en contacto con las frutas que tenga al lado la manzana, hace que maduren más rápido. El etileno es fundamental para la maduración de las frutas climatéricas; sin etileno no tienen maduración que es el elemento que regula este proceso.

apples

También hay frutos que no son climatéricos, por ejemplo los cítricos. Esto significa que necesitan estar en la planta para madurar y también que no maduran por acción del etileno. Pero, ojo, el etileno también actúa sobre estas frutas no climatéricas degradando las clorofila, que son los pigmentos responsables del color verde de los frutos. En el caso de los cítricos de los canales de grandes superficies de venta, se les aplica etileno por razones estéticas (que no estén verdes sino que tengan cierto grado de coloración).

Los frutos no climatéricos hay que recolectarlos en el estado óptimo de maduración para su consumo en el momento de la cosecha. Por eso, si cogemos una fruta de este tipo y está verde (no ha completado su proceso de maduración en el árbol), aunque la dejemos unos días para que madure seguirá sin variar su color ni sabor sino que simplemente se irá estropeando (envejece). Ésta es la razón por la que hacer llegar al consumidor frutos no climatéricos recogidos en su punto de maduración ideal y en buenas condiciones es un poco más complicado. Esto no pasa con las climatéricas; con dejarlas unos días bastaría para que completaran su proceso madurativo y para poder comerlas perfectas y sabrosas.

Frutas climatéricas: Manzana, pera, melocotón, albaricoque, nectarina, paraguayo, ciruela, melón, sandía, arándano, plátano, mango, papaya, kiwi, higo, caqui, maracuyá, chirimoya.

Frutas no climatéricas: Uva, cereza, frambuesa, granada, naranja, pomelo, limón, lima, mandarina, fresa, piña, litchi, carambola.

También hay hortalizas climatéricas como el tomate y otras que no lo son, como el pimiento y el pepino.

Dicho esto, si quieres que una fruta madure antes, ponla al lado de una fruta climatérica. Si prefieres que no madure tan rápido, entonces ponla en un lugar ventilado para que no se produzco acumulación de etileno o en el frigorífico, sin envases de plástico y lejos de las frutas climatéricas.