en Entrevistas

De una pequeña tienda de 8 metros cuadrados en Coruña, a crear nuestro propio obrador de empanadas

Mi madre hace las mejores empanadas del mundo, cocinamos con sus recetas y siempre teniendo en cuenta su buen hacer
Nos gusta hacer las cosas bien y con cariño, por eso solo cocinamos con productos de la zona y todo elaborado a mano

1970. Una pareja de recién casados pone en marcha una tienda de alimentación en 8 metros cuadrados en A Coruña.  26741060304_86c2b6e78c_o

El negocio avanza. Ella, Mary, es conocida en las ferias y fiestas locales por sus empanadas. Pasan a 70 metros cuadrados y deciden especializarse, creando un obrador para comenzar a venderlas más en serio.

Las personas que forman “El obrador de Mary”

Esa pareja que comenzó a trabajar en 1970 ya se ha jubilado pero uno de los hijos, Javi, ha tomado el relevo y continua con el negocio.

En total el obrador y la pequeña tienda de La Coruña tiene 6 trabajadores, entre los que se encuentra Javi. “Todos hacemos de todo. La verdad es que tenemos suerte porque es gente muy buena y que vale la pena

A las cuatro de la mañana empieza la jornada laboral ya que hay que dejar las primeras empanadas en el horno a las siete y media de la mañana. La jornada se extiende hasta las 4 de la tarde.
En total estas 6 personas hacen 2000 empanadas al mes solo con sus manos. “Estamos orgullosos de esta cifra y más si se ve el proceso. Al final somos unos cabezones y nos gusta trabajar todo de forma manual, es lo que nos gusta hacer”

Las empanada

Según Javi, el secreto de una buena empanada gallega está en la cebolla, la calidad del producto con el que se rellena y también en la masa. Para eso son muy importantes las materias primas. Trabajan con productos de la zona: mejillones de Coruña, sardinas frescas, bonito de Burela fresco…

“Nos gusta defender a gente como nosotros, con productos gallegos, que sabemos que son de calidad y con los que estamos familiarizados”26741867583_69bae56daa_o

La procedencia de todas las materias primas es una de las cosas más importantes en las empanadas por eso siempre utilizan cebollas gallegas y se preocupan mucho de que la fritura sea perfecta. “No vale con poner mucha cantidad de de cebolla en una sartén porque se acabaría cociendo, la clave es tener una extensión amplia donde poder freír la cebolla correctamente. La cebolla es la clave de la empanada es la que le aporta humedad, sabor y base”.

img_2489

La receta

La receta original de estas empanadas es de la madre de Javi, Mary. “Mi madre tiene un don para esto, nosotros aportamos otras cosas, pero es ella quién tiene esa chispa en la cocina”.

Hace algún tiempo Javi decidió convertir ese don de su madre en  un producto para que todo el mundo lo pudiera disfrutar. Para eso tuvo que pasarse semanas transcribiendo las recetas de su madre para poder plasmarlas en un papel y que cualquiera pudiera hacerlas. “Casi me vuelvo loco al intentar digitalizar las recetas, ella me decía los ingredientes y en ocasiones utilizaba la medida “un chisquiño de sal” cosa imposible de definir. Fueron años de aprendizaje pero nos sirvió mucho”.

img_2503

El obrador

Javi y su obrador se encuentran en el centro de La Coruña, esto les permite tener unas  recogidas de hasta dos veces por día de sus pedidos. Esto es lo que asegura que en tan solo 24-48 horas puedas disfrutar de una empanada casi recién hecha directamente en tu casa.

Una de las cosas que Javi nos comenta, es que al tener una producción tan manual no pueden almacenar mucho producto. Hornean y preparan solo las cantidades que saben que se irán vendiendo a lo largo de la semana. “No somos capaces de producir más de 100 empanadas al día. Aunque cerremos la tienda”.  Esta es la razón de que no congelen su producto, sino que el mismo día que se prepara, se hornea y se envía.

img_2712

¿Cómo se hace una empanada gallega?

El primer paso es tener preparada la cebolla que se va poner dentro de la empanada. Este proceso, según nos cuenta Javi, es uno de los más largos y solo se pueden hacer dos tandas al día. Tardan un total de 4 horas y media en freír en aceite la cebolla para aproximadamente unas 50 empanadas.

A partir de este paso, el resto tiene que hacerse a tiempo real. No se puede dejar nada preparado. Primero se hace la masa. Esta masa no tiene levadura, solo crece con el propio alcohol de la cerveza de 6 grados que contiene. Se elaboran seis kilos de masa en cada tanda y desde el momento en el cual se elaboran sólo pueden estar 25 minutos al aire hasta que se termina de hacer la empanada, si no se queda dura.

Después hay que extenderla y disponer los ingredientes en la empanada, empezando por la base de cebolla que ya hemos comentado antes. Cuando está cerrada y decorada solo queda la cocción en el horno. En este caso será necesario 50 minutos de horno para que esté completamente hecha. Se saca, se deja reposar y se empaqueta para su posterior envío.

Esta masa y tipo de empanada es exclusiva del Obrador de Mary, pero Javi nos comenta que en Galicia hay varios tipos de empanada, es también típica las que tienen una masa más parecida al pan. “Hay muchos tipos de empanada en Galicia pero a mi la que me gusta es en la que la masa se te escapa en la boca al morderla y el protagonista es el ingrediente, no el pan

Javi confiesa que no es la manera más eficaz ni la más barata para producir, pero es la forma en la que disfrutan haciéndolo “Tenemos claro que nos gusta fabricar de esta manera, si lo hiciéramos como una fábrica sería un producto totalmente diferente”

img_2718-1

Lo mejor del obrador de Mary

Javi nos confiesa que su empanada favorita es la de cerdo ibérico con manzana “La manzana corrige mucho la acidez de la cebolla y consigue una textura melosa con sabor a carne hecha a fuego lento”

También nos anima a probar su empanada más original, que es de chorizo con mejillones, una mezcla muy conocida en algunas zonas de galicia pero que a muchos nos puede sonar como a mezclar morcilla con nocilla.

Javi nos da algunos consejos prácticos:

  • Comer la empanada en las primeras 72 horas, es cuando mejor está.
  • Guardarla en un lugar seco y fresco. Lo mejor es en el horno apagado, ya que no le entra luz y está a una temperatura constante. Nunca en nevera.
  • Para disfrutar la empanada lo mejor es beber un buen ribeiro gallego

 

Lo mejor de sus empanadas es que ahora las puedes consumir en cualquier parte de España, en tan solo 24 hora sin necesidad de tener que acercarte hasta Galicia a por ellas.
Yo quiero una empanada 🙂
 Además si hace tu pedido esta semana te puedes llevar un pack de regalo de dos empanadas gratis, porque el pedido número 1000 tiene premio.