en Diario

Todas las familias tienen secretos y ésta guarda la receta de sus yemas de Santa Teresa desde 1860. La receta ha pasado de padres a hijos y se ha mantenido invariable. Han sido años de investigación los que han invertido para poder mandarte sus yemas de Santa Teresa envasadas con 60 días de caducidad y sin conservantes ni aditivos. Tienes que probarlas. Sí, también si eres celíaco puedes comerlas.

yemas-de-santa-teresa

Hay que endulzarse la vida, no todo van a ser prisas, agobios y disgustos. Veamos lo bonito de la vida, que hay muchas cosas positivas que el día a día no nos deja ver. Empecemos por comer lo que nos apetezca. Y lo que nos gusta es el dulce, como a todos. Brownies y bizcochos. Ñam, ñam.

brownies-un-bizcocho-para-teo-mumumiobizcochitos-un-bizcocho-para-teo-mumumioun-bizcocho-para-teo

Estas pastas de membrillo te sabrán a las galletas que hacías de pequeño con tu abuela y notarás el toque diferente que le da el membrillo de Santa Teresa con el que están hechas. Para untar en el café, con al Cola Cao o para merendar solas. Están igual de ricas las comas como las comas. También puedes regalarlas.

pastas-membrillo-santa-teresa