en Diario

Estos son caracoles que han vivido felices en una granja en la comerca de El Bierzo, en Ponferrada. Háztelos con jamoncito, con chorizo, con hierbas del campo o con tomate. Hay mil recetas y todas ricas para cocinar los caracoles. Te llegarán en frio, vivos y ya purgados, listo para que los cocines. Eso sí, acuérdate guardarlos en frío hasta que te los vayas a comer.

captura-de-pantalla-2016-10-13-a-las-14-47-57

Tómate los caracoles con este vino 100% godello. Su elegancia y su complejidad aromática destacan las notas florales y frutales junto a matices minerales propios del carácter de la zona. Fresco y untuoso, de largo recorrido y en boca con un final suave y persistente. Resumiendo y para que nos entendamos: es fresco, ligero y te va a encantar. No te olvides de ponerlo a enfriar unas horas antes de beberlo.

captura-de-pantalla-2016-10-13-a-las-14-49-11

Julio comenzó elaborando sus botillos caseros en el puesto de la plaza de abastos de Ponferrada donde muy pronto comenzó a coger la fama que le permitió montarse su propio negocio. El suyo es uno de los botillos preferidos entre los ponferradinos y bercianos y se hace manualmente por expertos chacineros de la zona. Para mí no hay discusión posible. ¡Larga vida a Don Julio!

big

Si te hablo como antes, te diré que este vino es un 100% mencía, un vino de gran personalidad y de nariz compleja, elegante y muy concentrada, donde destacan las notas de frutas rojas maduras envueltas de matices minerales, especiados y de madera fina. Gran equilibrio entre fruta, terruño y roble. En boca es suave, muy elegante y sedoso con taninos dulces y amables. Textura granulada con un final rico y persistente. Lo dicho: tómatelo con el botillo y disfruta de una buena comida con tu familia o tus amigos. O tú solo, ¡qué carajo!

captura-de-pantalla-2016-10-13-a-las-14-50-47