en Entrevistas

Hoy descubrimos la historia de Josefina, una “copywriter gastronómica” como ella misma se define, que se dedica a elaborar recetas saludables, a hacer eventos y a colaborar con empresas para ayudarlas y aconsejarlas en temas gastronómicos.

Josefina es la autora de La Mesa de Garnacha, un blog lleno de ideas, recetas e información del mundo de la comida y la nutrición.

Josefina Maldonado Cartini

Pero Josefina no es una bloguera normal, detrás de su trabajo hay una historia de superación y de fuerza por conseguir dedicarse a lo que le gusta sin importar las barreras que se pusieran por delante.

Su historia

Josefina nos cuenta que hace años trabajaba como encargada de sala en el restaurante de sus padres mientras terminaba su Máster en Gestión e Innovación gastronómica y Ciencias de la Alimentación.

Su padre estaba pensando en jubilarse y ella se iba a quedar a cargo del restaurante dándole su toque personal. “Tenía formación y pasión por el mundo del vino y quería abrir un local único en Málaga.”

Pero de un día para otro sintió que perdía todas sus fuerzas y acabó en una cama sin poder levantarse. “No podía hablar, no entendía lo que me decían y apenas recordaba las cosas básicas del día a día. Pasé de trabajar 12 horas diarias, estudiar, salir a correr y asistir a cualquier evento gastronómico que coincidiera con mi día libre a no poder moverme”

Después de muchas pruebas le diagnosticaron Encefalomielitis Miálgica, o el síndrome de la fatiga crónica (SFC). Esta enfermedad crónica se caracteriza por la fatiga persistente y la presencia de dificultades cognitivas, sin una causa clara. Puede afectar al sistema inmunitario, el neurológico, el cardiovascular y el endocrino.

Este fue el momento en el que los médicos le dijeron que olvidara sus estudios, su trabajo y que se quedara en la cama. “Me recomendaron pedir la discapacidad y la baja permanente… No había pronóstico de mejora. Fue un palo muy grande, como te contaba, mi futuro profesional brillaba y de repente todo había desaparecido”

Su trabajo como copywriter gastronómica

A partir de entonces su vida su vida dio un vuelco y se desarrollaba casi únicamente desde la cama. Para pasar el tiempo empezó compartiendo sus desayunos en su perfil personal de Facebook. Sus amigos empezaron a pedirle recetas y a reclamarle nuevas ideas. Decidió entonces abrirse un blog La Mesa de Garnacha para compartir todas las recetas que se le iban ocurriendo. También se abrió su perfil profesional en redes sociales para apoyar el blog y de la noche a la mañana empezó a relacionarse con gente con ideas e inquietudes parecidas a las suyas. “Esto me ayudó a mantener la ilusión y la esperanza. Era como la pescadilla que se muerde la cola: Yo mantenía mi energía positiva, la transmitía a través del blog y la recibía de vuelta en las redes sociales”

El Blog, según nos cuenta, lo creó por dos razones principales: para seguir relacionándose con la gente y a la vez poder continuar con su pasión, la cocina saludable.

Smoothie bowl de melocotones y almendras con frambuesas

Además se percató de que había muchas personas con diferentes enfermedades que no conocían la importancia de la alimentación saludable ante sus síntomas, pero a las que no se les ocurría qué o cómo cocinar.

“No creo en las restricciones, pero sí en vivir alineados con nuestros deseos y objetivos: quiero sentirme bien y disfrutar de la vida, por lo tanto me nutro y disfruto con platos sencillos, fáciles de preparar y llenos de alegría para todos mis sentidos”

Hace poco terminó Terminé su Máster y ahora está de prácticas en una agencia creativa  online en el área gastronómica. Tanto la dirección del Máster como la del estudio creativo han tenido el detalle de permitirle hacer las prácticas desde casa. “Nos comunicamos y entrego mis trabajos vía teléfono, whatsapp y mail. Todos estamos muy contentos”

También colabora con diferentes agencias y medios como copywriter gastronómica, así como con la Universidad Politécnica de Madrid escribiendo artículos gastronómicos para la Cátedra de Innovación y Competencias que tienen conjuntamente con Master-D (http://www.catedraupm-masterd.es/blog/hosteleria/como-cocinar-sin-huevo) y con la agencia de copywriting turístico Tuccan (http://copywriterturismo.com/sobre-tuccan/) como copywriter especializada en gastronomía.

“Esta forma de trabajar me permite seguir creciendo como profesional y sentirme realizada a pesar de las circunstancias”

Creppes de lenteja roja con semillas de sésamo negro

Dentro de un mes verá la luz un nuevo proyecto con el que poner al servicio de la sociedad sus conocimientos de gastronomía y comunicación y su don de ver siempre lo positivo y transmitírselo a los demás.

“Físicamente me encuentro mucho mejor, sigo teniendo mis limitaciones, pero cada vez son menos y las tengo bajo control. Tengo como un sistema de alarma: cuando empiezan los síntomas sé que tengo que bajar un poco el ritmo. Visto así no está nada mal”

En un par de semanas lanza  su página web profesional como copywriter gastronómica freelance (http://pepacartini.com/) y además también tiene pensado empezar a dar talleres de cocina, algo, que según nos cuenta le llevan pidiendo sus lectores desde hace mucho tiempo y le apetece muchísimo.

¿Por qué Garnacha?

La Garnacha es una uva tinta de piel fina que adora los climas cálidos. Se caracteriza por dar un vino especialmente bueno en condiciones difíciles: es capaz de crecer en suelos áridos y pedregosos y convertirse en su mejor versión a pesar de  sus circunstancias. “Pienso que cada uva encierra una personalidad única y yo me siento identificada con la Garnacha por todo lo que me ha ocurrido”

Si quieres ver algunas de las recetas de Josefina más famosas te dejamos echa un ojo a estos enlaces:

– http://lamesadegarnacha.com/leche-dorada/
– http://lamesadegarnacha.com/pate-de-chorizo-crudivegano/
– http://lamesadegarnacha.com/hamburguesas-veganas-de-berenjena/
– http://lamesadegarnacha.com/tarta-sacher-raw/
– http://lamesadegarnacha.com/bechamel-de-lentejas-rojas/

Gazpacho crudivegano de nectarinas

“Me alegro de que mi historia resulte inspiradora, me hace sentir bien poder contarla y ver que a otras personas les pueda servir. Hasta hace poco sentía vergüenza, pero ya no, me siento orgullosa por no haber tirado la toalla”