en Curiosidades, blogs..., Nutrición, Productos, Productos ecológicos, Recetas, Salud, Uncategorized, Vida sana

Hoy os traemos una receta que desde que la hemos descubierto, no podemos parar de hacerla (y comerla). Picoteamos entre horas, lo mezclamos con yogur, con fruta…  Un snack rápido y sano para aquellos que nos gusta alimentarnos bien. Además es muy fácil de llevar a cualquier parte.

INGREDIENTES

2 tazas de avena
50 gr de almendras laminadas crudas
30 gr de coco rallado
1 cucharada de canela en polvo
1 cucharada de aceite de oliva
Frutos secos crudos troceados al gusto (nueces, almendras, anacardos, avellanas, pipas etc.)
Miel (dependiendo de si te gusta que el muesli quede en trozos más compactos o más desmenuzados y sueltos, deberás poner más o menos cantidad. ¡De cualquier forma, para chuparse los dedos!)
Pepitas de chocolate negro al gusto

PREPARACIÓN

1. En un bol, coloca todos los ingredientes secos excepto las pepitas de chocolate y mézclalos bien.
2. Añade la cucharada de aceite de oliva y remueve.
3. Añade la miel al gusto.
4. En la bandeja del horno cubierta con papel vegetal, coloca la mezcla bien esparcida y hornea durante unos 20 minutos a 180. De vez en cuando remuévelo y vigílalo ya que es muy fácil que se nos pase.
5. Sácalo del horno y déjalo enfriar. Añade las pepitas de chocolate negro y guárdalo en un bote hermético. ¡Se conserva durante semanas!