en naranjas

Con la llegada del buen tiempo empezamos a pensar en bebidas refrescantes y a dejar a un lado los tés, cafés o bebidas calientes.

Por eso, hoy os recomendamos este exprimidor que llega para hacerte la vida más fácil y ahorrarte tiempo exprimiendo dos mitades de naranja a la vez en un pis-pas. No hay excusas para no hacerte un zumo de naranja por las mañanas y llenarte de energía y vitaminas. Este exprimidor lo hace todo (o casi todo) por ti.

El vaso tiene una capacidad de 500ml y… ¡es apto para lavavajillas! Fácil, cómodo y rápido, y además “muy mono”:

Quienes lo han probado hasta se pelean por el… “un inventazo, ahora para hacer los zumos de las mañanas hay peleas, muy práctico y fácil de usar, sin cuchillo y no mancha”

El funcionamiento es muy sencillo:

1. Enchufa el cable eléctrico en una toma de corriente 220-240V.

2. Pulsa el interruptor y comprueba que el recipiente de zumo está en la posición correcta.

3. Coloca una naranja en el compartimento cortador con la parte superior de la naranja hacia la izquierda del compartimento. Baja la tapadera cortar la naranja por el centro. El zumo obtenido caerá en el recipiente para el zumo.

4. Coloca media naranja en cada uno de los conos. Recuerda que si ejerces presión simultáneamente sobre los dos conos el exprimidor se pondrá en marcha.

5. Coloca otra naranja en el compartimento cortador.

6. Baja la tapa y, con una mano en cada parte de la tapa, ejerce presión. De esta forma el aparato comenzará a exprimir las mitades colocadas El zumo se introducirá en el recipiente situado debajo. El aparato no funcionará ejerciendo presión solo sobre un cono es previamente y cortará al mismo tiempo la nueva naranja por la mitad. Es necesario colocar fruta en los dos conos.

7. Cuando se haya extraído todo el zumo de las dos mitades, retira la piel y vuelve a exprimir naranjas hasta que el recipiente para el zumo esté lleno (aproximadamente 500ml.).

8. Extrae el recipiente para el zumo para servir su contenido. El tamiz extraíble separará la pulpa y las pepitas del zumo. Si prefieres consumir una bebida con alto contenido en fibra retira el tamiz. La bandeja recoge-gotas atrapará el zumo restante en la cámara exprimidora. Se recomienda enjuagar los conos y la cámara exprimidora periódicamente cuando se exprime una gran cantidad de fruta. Si el exprimidor deja de funcionar durante su utilización, deberás extraer los conos y enjuagar la cámara exprimidora para eliminar los restos que se hayan acumulado debajo de los conos y que no permiten que el aparato funcione.