en Curiosidades, blogs..., naranjas, Recetas, Uncategorized, Vida sana

Todos sabemos que deberíamos beber dos litros de agua al día, pero sin embargo no todos lo hacemos. Beber esta cantidad de agua diariamente proporciona beneficios a nuestro cuerpo tales como una buena hidratación y la eliminación de toxinas.

Para ayudarte a beber la cantidad diaria de agua recomendada, te proponemos elaborar agua con sabores y así ponerle “un poco de gracia”.

  • Agua con limón o lima: está recomendado especialmente para las mañanas y en ayunas, ya que ayuda a depurar, eliminar toxinas y además está considerado diurético. Es tan fácil como poner en un vaso de agua el zumo de un limón. Si quieres puedes añadirle unas hojas de menta.
  • Agua con manzana y canela: si te gusta la canela, esta es una opción rápida y fácil de poner sabor al agua. Para preparar medio litro de bebida, corta una manzana en trozos y pon dos palitos de canela. Además, ¿sabías que la canela acelera el metabolismo?
  • Agua con frutos rojos: con una taza de frutos rojos por cada medio litro de agua, podrás preparar esta deliciosa bebida. Solo tienes que dejarlos macerar durante unas horas en el agua antes de bebértela. Si te gustan los sabores más cítricos, puedes añadir unas gotas de zumo de limón.
  • Agua con Hibiscus: lo primero que tienes que hacer es hidratar las flores de hibiscus durante una hora en agua. Pasado este tiempo deberás hervir durante 15 minutos este agua y luego añadir medio litro más.
  • Agua con piña y jengibre: la piña es una opción muy buena para estas bebidas ya que aporta mucho sabor y además es una de las frutas con más beneficios para la salud. Mezcla con agua bien fría unas rodaja de piña y en jengibre en trozos y… ¡listo!
  • Agua con sandía, melón y menta: pon en agua la fruta troceada con unas hojas de menta.

Todas estas bebidas cuanto más frescas mejor sabor tendrán y más potenciarán el sabor. Por eso deberás prepararlas con agua bien fría y servirlas en un vaso de cristal con un poco de hielo.

Además te proponemos un truco para sacar fácilmente el hielo de las cubiteras del frigorífico. Te parecerá una tontería, pero cuando lees esto te das cuenta que no lo haces y montas un caos en la cocina cada vez que sacas el hielo: empuja el hielo con la cubitera boca abajo directamente sobre el vaso.